Pink Latte, para los que siempre vais a la última